Requiere disciplina, perseverancia y no da lugar a distracciones. Entrenarás tu memoria, coordinación, agilidad y la independencia de tus manos. Es uno de los instrumentos más completos armónicamente hablando y de los más satisfactorios ya que desde la clase uno, serás capaz de tocar melodías. Elegante y grandioso tanto para el clásico como para el moderno.