Te hará más creativo, ayudará a tu coordinación y casi sin darte cuenta estarás tocando patrones rítmicos que nunca imaginaste. Es un instrumento fundamental en cualquier grupo ya que, junto al bajo, marcan la base de cualquier tema: el ritmo. Este instrumento que te hará descargar todo el estrés que puedas haber acumulado en el día y alzará tu estado de ánimo.